ALEXANDER VON HUMBOLDT
Humboldt en Tenerife. Gregorios wanderfamily

ALEXANDER VON HUMBOLDT

Alexander von Humboldt. Gregorios Wanderfamily Tenerife. Hiking in Tenerife
Alexander von Humboldt en El Chimborazo. Gregorios Wanderfamily Tenerife.

” Subimos aún mas… pero el frío aumentaba con cada paso. También la respiración se hacía dificultosa, e incluso más incómodo era que todos sentíamos náuseas, ganas de vomitar…. Además nos sangraban las encías y los labios. El blanco de nuestros ojos estaba inyectado de sangre…”

Humboldt relatando su ascenso al Chimborazo ( 6.263 m . de altura ) en Ecuador, batiendo un récord en su época, llegando casi sin equipo, a la altura de 5.917 metros de altura. Su voluntad, y ansias conocer y entender el mundo, eran ilimitados.

HUMBOLDT, EL ÚLTIMO HOMBRE RENACENTISTA.

Alexander von Humboldt. Gregorios Wanderfamily Tenerife. Hiking in Tenerife
Alexander von Humboldt. Gregorios Wanderfamily Tenerife. Hiking in Tenerife

HUMBOLDT, UNO DE LOS GRANDES HOMBRES DE LA CIENCIA

Me voy casi en lagrimas; me hubiera gustado establecerme aquí; y apenas acabo de dejar la tierra de Europa. ¡ Si tu pudieras ver esos campos, esos seculares bosques de laureles, esos viñedos, esas rosas!

Fragmento de carta de Alejandro de Humboldt, escrita a su hermano; Wilhelm. 23 de junio de 1799

ALEXANDER VON HUMBOLDT; Fue uno de los últimos, ilustrados, románticos. Polímata, o hombre del renacimiento, como si fuera, el último filósofo griego, poseía conocimientos de muchos campos, del saber; Geógrafo, astrónomo, naturalista y explorador. Uno de los grandes del siglo XIX. Citado por Julio Verne, alabado, por Darwin, amigo de Goethe, y Schiller. Amado, por toda América. A quien dio lo mejor, de su obra y vida.

HUMBOLDT Y TENERIFE.

HUMBOLDT, Y SU ESTANCIA DE SEIS DÍAS, EN TENERIFE

Alexander von Humboldt. Gregorios Wanderfamily Tenerife. Hiking in Tenerife
Alexander von Humboldt. Gregorios Wanderfamily Tenerife.

“El día 19 de junio por la mañana descubrimos la punta de Naga ( Anaga ) ; pero el pico de Tenerife permaneció invisible. … pero en el instante en que comenzamos a alcanzar la plaza ( Santa Cruz ) , la bruma se disipó totalmente. El Teide se mostró entonces claro por encima de las nubes, y los primeros rayos del Sol, que para nosotros no había salido todavía, iluminaron la cumbre del volcán. Nos fuímos a la proa de la corbeta, para disfrutar del majestuoso espectáculo.”

Humboldt en Tenerife 1799

Alexander von Humboldty und Orotava Tal. Gregorios Wanderfamily Tenerife. Hiking in Tenerife
Humboldt and Orotava valley. Gregorios Wanderfamily Tenerife.

En su viaje, hacia, América con un salva conducto del rey de España. Para cartografiar, descubrir, para el progreso de la ciencia. En la navegación hacia Cuba. Lo cuál era y es la ruta normal, de cualquier velero. Llevado por los alisios, hasta Canarias y luego al nuevo mundo. Pararía, cuatro días, en Tenerife. Y los aprovecharía, al máximo. Subiría hasta La Laguna,

“El camino el cuál se sube a La Laguna, está a la derecha de un torrente o barranco, que en la estación de las lluvias forma hermosas cascadas…Cerca de la ciudad encontramos dos camellos blancos con poca carga “…”El frescor perpetuo que disfruta La Laguna hace que se la considere en Las Canarias una estación deliciosa. Situada en una pequeña llanura rodeada de huertos, dominada por una colina coronada de un bosque de laureles, arrayanes ( seguramente los confundió ,y eran tejos ) y madroños”

Humboldt en Tenerife 1799

Luego, prosiguiendo, su viaje a lomo de caballos, hacia el norte de Tenerife, dirección al valle de La Orotava, y precisamente, al Puerto de La Orotava, hoy Puerto de La Cruz. Por el camino sintió esto, o así lo describe, en su libro;

Humboldt en Tenerife, hacia el Valle de La Orotava

Norte de Tenerife. Gregorios wanderfamily
Norte de Tenerife. Gregorios wanderfamily

“Bajando el valle de Tacoronte se entra en un país delicioso del que han hablado con entusiasmo los viajeros de todas las naciones. En la zona tropical he encontrado sitios donde la naturaleza es más majestuosa, más rica en variedad de especies ; pero después de haber recorrido las riberas del Orinoco, las cordilleras del Perú y los hermosos valles de México, confieso no haber visto en ninguna parte, un cuadro más variado, más atrayente, mas armonioso, por la distribución de las masas de vegetación y de las rocas”…”En invierno cuando el Teide está cubierto de nieve y hielo, en esta zona se disfruta de una continua primavera. En el verano, al caer el día, los vientos del mar esparcen un suave frescor. “

Humboldt en Tenerife 1799

En el Puerto de la Cruz, visita, el Jardín Botánico, hace mediciones del Teide desde La Paz. Y en la Orotava, en la casa de los Franchy, los marqueses del Sauzal. Observa, admira, el antiguo, Gran Drago de La Orotava

El gran Drago de La Orotava, al cual visitó Hymboldt. Gregorios wanderfamily Tenerife
El gran Drago de La Orotava, al cual visitó Hymboldt. Gregorios wanderfamily Tenerife
Jardín de los Franchy, en La Orotava. Lugar donde se encotraba, el gran Drago y la Palmera de la conquista. Gregorios Wanderfamily Tenerife

“Aunque conociésemos a través de los relatos de tantos viajeros el drago del huerto del Sr. Franchy, no por eso nos impresionó menos su enorme grosor. Se afirma que el tronco de este árbol del que se habla en varios documentos antiquísimos como indicador de los linderos de un campo, era ya en el siglo XV como lo es hoy. Su altura la estimamos de 50 a 60 pies ( entre 15,24 m. y 18,28 m. ), su circunferencia cerca de las raíces es de unos 45 pies ( 13,5m. )

Humboldt en Tenerife 1799

HUMBOLDT EN TENERIFE, ASCENSO AL PICO DEL TEIDE

Pasando, por la Orotava, camino del Teide;

“La Villa de La Orotava se anuncia desde lejos de forma muy armónica, por la abundancia de agua que atraviesa sus principales calles. La fuente de Aguamansa es recogida en dos grandes tanques y sirve para impulsar varios molinos y se distribuye después a los viñedos” “Al salir de La Orotava, un sendero estrecho y pedregoso nos condujo a través de un hermoso bosque de castaños a un sitio cubierto de maleza, de algunas especies de laurel y de brezos arbóreos.”

Humboldt en Tenerife 1799

Tras atravesar, el monteverde, los cedros canarios y los pinos, entra, en las Cañadas del Teide, que el describe como un desierto, donde solo crecen retamas, y lo habitan cabras salvajes…

El país de las retamas

“Empleamos cerca de dos horas y media para atravesar los llanos de retama, que no se presentan a la vista sino como un mar inmenso de arena.. en medio de la altiplanicie se elevan agrupaciones de retama. Este bonito arbusto….Crece hasta 9 piés, está cubierto de flores aromáticas”…” Las cabras del Teide, cuyo pelaje es pardo oscuro, son estimadas como un manjar delicioso, ya que se nutren de retamas..”

Humboldt en Tenerife 1799

Las cabras, que vé, él. Serían, seguramente algunas cabras asilvestradas, de los rebaños, que pastoreaban todos los veranos. En el actual Parque Nacional del Teide. Con la creación del Parque Nacional, en 1954. Queda prohibida esta tradición desde tiempo de los guanches. Subir con los rebaños de cabras hasta la cumbre en verano. Y allí permanecer hasta, el otoño. En el cuál se volvía a bajar a la costa.

HUMBOLDT EN TENERIFE, EL PICO DEL TEIDE

“Hacia las 3 de la mañana, bajo el lúgubre resplandor de algunas antorchas de pino, nos pusimos en marcha para la cima del pitón.. Al volcán se asciende por el lado noreste, donde las pendientes son extremadamente escarpadas y mas de 2 horas después llegamos a una pequeña altiplanicie, que debido a su elevada situación , tiene el nombre de Alta Vista y los neveros se ven obligados a llevar allí la nieve sobre sus hombros.”

Los neveros y Alta Vista

Alta Vista, es el pequeño llano, donde hoy se encuentra el refugio. Era el lugar, donde esperaban las mulas, a que bajaran los hombres, con el azufre y el hielo. Que a partir de ahí, se bajaban, a lomos de los animales. También Humboldt, y su grupo, además de todo, el instrumental de medición. subieron, hasta Alta Vista, montando caballos o mulas. A partir de donde hoy está el refugio ( 3280 m. de altitud) el camino se complica. Entramos o pisamos las lavas, de la edad media. Las de penúltima erupción, del Teide. Una erupción, de hace 1000 años. Y que formó el pitón, o cono del volcán. El camino ya no tiene zig zag, o zetas. Y también se comienza a notar la falta de oxígeno, por la altura. También en su ascensión pasa por la Cueva del Hielo.

Cueva del Hielo, en El Teide. Humboldt en Tenerife. Gregorios Wanderfamily Tenerife
Cueva del Hielo. Gregorios Wanderfamily Tenerife

“Dimos un rodeo a la derecha para examinar la Cueva del Hielo, situada, más abajo del límite en que comienzan las nieves perpetuas en esta zona. Es probable que el frío dominante en esta caverna sea debido a las mismas causas que mantienen los hielos en las grietas del Jura y los Apeninos…”

Humboldt en Tenerife 1799

Los últimos metros, hasta el pico del Teide

“Sólo nos quedaba por escalar la parte mas empinada de la montaña; el pitón que constituía su cumbre. La falda de este pequeño cono cubierto de cenizas volcánicas y de fragmentos de piedra pómez, está inclinada de tal modo que sería imposible alcanzar su cima si no se siguiese una antigua corriente de lava y cuyos restos han resistido a las inclemencia del tiempo”…”De todo los volcanes que he visitado, sólo el Jorullo en Mexico, presenta mayores obstáculos, que el Teide porque la montaña está cubierta de cenizas móviles”

Humboldt en Tenerife 1799

Las fumarolas

“Estos vapores se desprenden abundantemente por grietas que parecen no tener comunicación con las fumarolas que atraviesan los vapores acuosos, lo cual es muy interesante. Podemos convencernos de la presencia de ácido sulfuroso examinando los hermosos cristales de azufre”

Humboldt en Tenerife 1799
Pico del Teide. Humboldt en Tenerife. Gregorios Wanderfamily Tenerife
Pico del Teide y Humboldt en Tenerife. Gregorios Wanderfamily Tenerife

 Rauch am Teide Gipfel. Gregorios wanderfamily Teneriffa
Rauch am Teide Gipfel. Gregorios wanderfamily Teneriffa

Fumarolas en El Teide. Gregorios wanderfamily Tenerife

LA VISTAS DESDE EL PICO DEL TEIDE

EL VIAJE A LA CUMBRE DEL TEIDE…

Teide top. Gregorios wanderfamily Tenerife
Teide top. Gregorios wanderfamily Tenerife

“…no es interesante solamente a causa del gran número de fenómenos que describen nuestras investigaciones científicas, lo es mucho por la belleza pintoresca que ofrece a los que sienten la majestuosidad de la naturaleza…cuando estuvimos sentado en el borde exterior del cráter dirigimos nuestras mirada hacia el noroeste donde la costa está adornadas de villas y aldeas. A nuestros pies se presentaba el mas variado espectáculo …La aparente proximidad en que se ven las aldeas desde la cumbre del Teide, los viñedos y los huertos de la costa se explica por la prodigiosa transparencia de la atmósfera.”

Humboldt en Tenerife 1799

HUMBOLDT PROSIGUE SU VIAJE AL CONTINENTE AMERICANO

SIGUE SU VIAJE HACIA LA HISTORIA.

A su pesar abandona la isla de Tenerife. Deberá continuar su viaje hacia tierras américanas. Ese viaje marcará, para siempre su vida. Y será uno de los hitos, mas grandes de la ciencia, la exploracion moderna. Abriendo, hacia la comprensión y el entendimiento de los misterios del planeta Tierra y su naturaleza.

Me voy casi en lagrimas; me hubiera gustado establecerme aquí; y apenas acabo de dejar la tierra de Europa. ¡ Si tu pudieras ver esos campos, esos seculares bosques de laureles, esos viñedos, esas rosas!

Carta de Alexander von Humboldt a su hermano Wilhelm. Donde describe su enamoramiento por la isla de Tenerife

EN EL BLOG, HUMBOLDT EN TENERIFE

Trade wind, Alisios. Gregorios wanderfamily Tenerife
Humboldt en Tenerife. Gregorios wanderfamily Tenerife

Aunque ya había leído, el libro sobre su breve estancia en Tenerife. Ahora, releyendo este libro, y leyendo, y consultando nuevas fuentes sobre Humboldt. Además de redescubrir su amor por Tenerife. He vuelto a se consciente, de la gran suerte de Tenerife, de haber tenido tan ilustre visitante. Humboldt es uno de los mas grandes hombres de la ciencia. Admirado, por el gran Darwin. Que había leído, a Humboldt. Y que quizás estas lecturas, lo imbuyeron del amor hacia la exploración y el descubrimiento. Y a cuantos mas habrá mostrado Humboldt, el camino del saber y el amor por la naturaleza. Y como si fuera, una metáfora, del viaje del hombre, hacia el progreso. Así viajó Humboldt por el atlántico y el continente americano, mostrando el camino hacia el futuro de la humanidad. La curiosidad será nuestro equipaje.

Victor Camejo

Guia de montaña AEGM UIMLA . Guia local,canario, de Tenerife.Especializado en excursiones de senderismo en la isla de Tenerife

Deja una respuesta